Mis abuelos Marita y Eugenio con mis bisabuelos María y Manuel y la familia Martínez Quesada

Eugenealogía

La palabra eugenealogía es un anagrama de mi nombre y mi afición favorita. Además por la raíz eu- (del griego bien) podría ser algo como la buena genealogía. Yo creo que existe una eugenealogía que trata de conocer a los que nos precedieron, saber de donde venimos, y no se queda en la acción de recoger datos como nombres, apellidos y fechas.

La genealogía puede ser descrita de muchas formas. Para mi es la forma de desarrollar mi apetito de buscador.

Hoy empiezo a escribir en este blog con la ilusión de que se convierta en un lugar de encuentro para otros buscadores de nombres y apellidos, fechas y libros viejos, como yo.


21 de junio de 2015

Don Manuel Martínez Magro. Biografía de mi bisabuelo materno materno

D. Manuel Martínez Magro (28-04-1966) (27-05-1937)

Nació el día 28 de Abril de 1866 en Sevilla, en la calle Corona número 20 de la parroquia de El Salvador. Fue bautizado en la iglesia de El Salvador el 4 de Mayo de 1866.
Sus padres vivían en Sevilla cuando él nació, y se quedaron allí el resto de su vida.
Francisco Martínez Más llegó a Sevilla en 1860, a la edad de 20 años. Está empadronado en la calle Peladeros, 15 en 1865 junto con su hermano Manuel Martínez Más, de catorce años y de ocupación estudiante.
Francisco tiene por oficio esterero. Todavía estaba soltero en ese año.
En agosto de 1865, se casó en Crevillente con Carmen Magro Pastor, y se fueron ambos a vivir a la calle Peladero 15 de Sevilla.
En el padrón del año 1866 aparecen los recién casados en la misma dirección que el año anterior, solo que ya no se nombra al hermano de Francisco, Manuel.
En 1867 el padrón de vecinos de Sevilla, dice que en la calle Peladeros, 15 viven Francisco Martínez Más con su esposa Carmen y su hijo Manuel Martínez Magro de un año de edad. Además vivía en la casa otro hermano del padre, Marcelino Martínez Más, de diecisiete años, solteros. Recién llegado a Sevilla, puesto que se refiere en el registro que en el anterior empadronamiento estaba en su pueblo, Crevillente.
En el censo de Sevilla de agosto de 1875 aparecen en el barrio y Parroquia de El Salvador, en la calle Corona número 20 Francisco Martínez y Más, de 36 años de edad, natural de Crevillente y de profesión Comercio. Hijo de Francisco Martínez y de Josefa Más, casado con Carmen Magro Pastor y con los siguientes hijos:
Manuel Martínez Magro, de 9 años (nació en abril de1866)
Francisco Martínez Magro de 6 años (nació el 23 de Junio de 1869).
Ángel Martínez Magro, de 1 año, (nació el 1 de Octubre de 1874).
La calle corona era la antigua calle Peladeros, y en 1921 cambió de nuevo su nombre por Pérez Galdós, por el ilustre escritor y periodista.
Durante unos años, a partir de 1869 se llamó calle Lanuza aunque yo no he encontrado ningún padrón donde aparezcan los Martínez Magro en esta calle. Estos cambios de nombre de la calle donde nació y se crio Manuel dificultan enormemente la búsqueda de sus raíces.
Mi madre María Asunción del Rey Martínez, recuerda que en su casa se hablaba del tío Ángel, hermano de su abuelo Manuel y que era abogado. Pero no se hablo nunca de que tuviera otro hermano Francisco.
En el colegio de médicos de Alicante obtuve su ficha de colegiación.
Con esta ficha comprobé que se licenció como médico en Sevilla en 1890.
Siguiendo este dato, he conseguido su expediente de estudios de Medicina, del Archivo Histórico de la Facultad de Medicina de Sevilla. Por desgracia se compone tan solo de ocho páginas. Decepcionante por ser muy escaso. Entre 1884 y 1890 cursó estudios de Medicina en la Escuela Provincial de Medicina de Sevilla.
En esos años no había una Facultad de Medicina en Sevilla, desde que fue suprimida por el Plan Pidal en 1845. En base a esta regulación de los estudios superiores en toda España, la facultad de Medicina más cercana que quedó estaba en Cádiz. Pero unos años después, en 1868 se creó la Escuela Libre de Medicina de Sevilla que derivó en 1874 en la Escuela Provincial de Medicina.
Entre Octubre de 1888 y el 30 de Junio de 1889, en la Escuela Provincial de Medicina desempeñó el cargo de Alumno Interno, con el carácter de Alumno supernumerario, y entre esta fecha y el 30 de Junio de 1890 en el carácter de Alumno Interno interino. Esto lo escribe el propio Manuel Martínez Magro en una instancia al director de la Escuela para que certifique tales hechos.
Manuel cursó estudios primero en la Facultad de Ciencias según su expediente académico del Fondo Antiguo de la Universidad de Sevilla. También he solicitado los expedientes académicos de sus hermanos Francisco (Sevilla 1869) y Ángel (Sevilla 1872). Ángel, el hijo menor, se licenció en Derecho en 1895 en Sevilla..
Manuel ejerció como médico libre en Elche. También veía enfermos de la beneficencia en el Hospital de San José, el asilo.
En esta imagen podemos leer un poema atribuido a Manuel Martínez Magro, por Tonico Sansano.


DON MANUEL MARTINEZ MAGRO
 Soy de sevilla, soy sevillano
de pura raza de Crevillente   (estos versos están luego tachados)

Miro la lengua y auscul...
hago recetas
y as
hago recetas   (estos versos luego tachados por él)

miro la lengua
ausculto el pecho
hago recetas
y asi ganando
muchas pesetas
duermo en la cama
muy satisfecho

Soy de Sevilla,
soy sevillano,
de pura raza
de Crevillente

Yo soy un hombre
muy campechano
vivo mi tierra vivo mi gente

 
 Sus padres
Francisco MARTINEZ MÀS nació el 6 de Diciembre de 1840 en Crevillente, Alicante. Se casó con Carmen MAGRO PASTOR el 5 de Agosto de 1865 en Crevillente, Alicante.

En 1860 se fue a vivir a Sevilla, según los padrones de esta ciudad. De profesión esterero. Posiblemente se fue por razones de trabajo. En Sevilla estaba también un hermano de su esposa Carmen, que tenía un almacén de esteras en la calle San Pablo, 11. Este dato lo encontré en un anuario de comercio de 1901, en las páginas de Sevilla.
También encontré a un posible primo de Carmen Magro Pastor, José Magro Alonso, que tenía un despacho de abogado en la misma calle San Pablo, números 9 y 11.
También hay un Francisco Magro Alonso, médico en la calle San Roque número 11. He consultado en hemerotecas en internet, otros anuarios de comercio, de 1879 y de 1880, con similares resultados.
Carmen MAGRO PASTOR nació el 30 de Diciembre de 1847 en Crevillente, Alicante.
He comprobado es que según el censo de Sevilla de 1895, en la calle Corona 20,  ya no vivían los Martínez Magro.
Gracias a un documento de matrícula de Medicina de Manuel, del curso 1886-87 he podido saber otra dirección de los Martínez Magro de esa época era la Calle San Esteban número 7.
Además de los mencionados Manuel, Francisco y Ángel, tuvieron otros dos hijos; Francisco Carmelo nacido el 4 de Junio de 1867 y María del Carmen nacida el 17 de Junio de 1868. Este primer Francisco y su hermanita Carmen debieron morir en su primera infancia pues no se les menciona en ninguno de los censos que he estudiado.
He buscado en la página de los mormones Familysearch, en los censos de Sevilla y he localizado que la familia Martínez Magro en 1895 vivía en esa dirección.
Allí están empadronados Francisco Martínez Mas de 54 años, Carmen Magro Pastor de 47 y Ángel Martínez Magro de 21 y de profesión abogado.
Dice este censo que  Francisco Martínez Mas lleva en Sevilla 35 años, luego vino en 1860, y su esposa 30 años, luego estaba en Sevilla desde 1865, año en que se casaron en Crevillente.
En la fecha de este censo, 1895, se casó Manuel en Elche con mi bisabuela María Asunción Quesada Sánchez, hija de un acaudalado empresario y propietario de Crevillente. Por lo que es normal que ya no esté con su familia. 
En el año 1900, también vivían en San Estevan, 7; el padre, la madre y el hijo Ángel. (Registros Municipales de Sevilla, Sevilla, Sevilla, Sevilla, Empadronamiento de Sevilla 1900, vol P/1376, imagen 346/1202)
Siguiendo con los censos de Sevilla, he localizado a la familia Martínez Magro en 1910. (Registros Municipales de Sevilla, Sevilla, Sevilla, Sevilla, índice de Padrones 1910, vol L/4546, imagen 357/670)
Manuel Martínez Magro en su despacho
foto cortesía de María Asunción Antón Martínez
En estos, Francisco, el padre, tiene de profesión comercio y 70 años. Carmen 63 y Ángel 37. Con esta edad, Ángel sigue soltero. Es muy posible que no se casara.
En el registro hay una errata. El nombre del pueblo de donde proceden dice Piquillante, provincia de Alicante, en lugar Crevillente.
Localizada la familia en el censo de 1911. Siguen los mismos. (Registros Municipales de Sevilla, Sevilla, Sevilla, Sevilla, índice de Padrones 1911, vol L/4556, imagen 127/217)
Año 1919. En este censo, en el número 7 de San Esteban no vive nadie. Según declaración del guardia José Aguilar, los dueños están fuera de esta capital y no hay modo de localizarlos. (Registros Municipales de Sevilla, Sevilla, Sevilla, Sevilla, Rectificación de Empadronamientos general 1919, vol P/408, imagen 110/670)
También he realizado búsquedas en censos y padrones de 1865, 1866, 1868, 1871, 1872, 1874, 1895, 1900, 1910, 1911, 1916, 1918, 1919, 1920.




En el censo de 1910, encontramos a un hermano de Francisco Martínez Más.
Manuel Martínez Más de 60 años, de profesión M. De Obras, lleva 46 años en Sevilla. (Debió de llegar a Sevilla en 1864 o 1865). Diez años menor que su hermano Francisco.
Hijos:
Casimiro, de 25 años de edad, de profesión Piloto                  (n. 1885)
Dolores de 23 años de edad                            n/c                  (n. 1887)
Francisco de 21 años de edad, de profesión    Escribiente     (n. 1889)
Clemencio de 17 años de edad, de profesión    n/c                  (n. 1893)
Ignacio de 15 años de edad,     de profesión    Estudios          (n. 1895)
Cayetano de 13 años de edad,  de profesión    Ídem                (n. 1897)
Tienen una sirviente, de nombre Dolores Muñoz Marín, de 19 años natural de Castiblanco, Sevilla.
Las calles de Sevilla
Según una publicación del ayuntamiento de Sevilla que habla de la historia de las calles de la ciudad, hubo varias remodelaciones y alineamientos de calles tras quitar las carnicerías desea zona. En 1869 pasó a llamarse calle Lanuza, y en 1875 se le puso su antiguo nombre: Calle de la Corona. Estas modificaciones han dificultado enormemente la investigación de Manuel Martínez Magro en los censos y padrones de Sevilla por internet. Los cuales, están digitalizados sin ningún tipo de índice. En un mismo libro se ordenan alfabéticamente por el nombre de la calle, o por el apellido del cabeza de familia o incluso por el nombre de pila del cabeza de familia.
Cuando llegaron a Sevilla, recién casados en agosto de 1865, se instalaron en una casa de la calle Peladeros. En el número 15 según un padrón de vecinos de el año 1866. Pero esta calle Peladeros, era en realidad un grupo de callejuelas que estaban detrás de lo que habían sido las calles de los carniceros, y donde se les quitaba la piel a los animales para carne. De ahí ese nombre.
En el año siguiente, 1867, están censados en esa casa, un tal Marcelino Martínez Más de 14 años, hermano de Francisco, con Francisco y su esposa además de su primer hijo, Manuel de un año de edad.

En algún momento entre 1875 y 1895, se trasladaron de casa al número 7 de la calle San Esteban. La cual también tuvo sus cambios de nombre. En 1869 se le llamó calle Luz.
En 1885 hay un índice de padrones que dice que vivían en San Esteban 7 los padres y los hermanos Francisco de 16 años y Manuel de 19 años. Supongo que también estaría Ángel, pero no lo nombran por ser menor de edad, al igual que a su madre, por ser mujer.
En 1911 seguían viviendo en esa dirección Francisco Martínez Más, Carmen Magro Pastor y su hijo Ángel Martínez Magro.

Manuel y María Asunción se casaron en Crevillente el día 15 de Septiembre de 1895. Tuvieron cinco hijos, Manuel, Francisco, Consuelo, Carmen y María Asunción (Marita), que fue mi abuela materna.
Manuel murió en Torrellano el día 27 de Mayo de 1937. Murió en su domicilio a consecuencia de un ataque de Uremia-nefritis, según informe facultativo.


Fue enterrado en el cementerio de Elche, en el panteón familiar de su propiedad.
Su esposa le sobrevivió 18 años. María Asunción Quedada Sánchez murió 25 de Diciembre de 1955.
En 1910, Manuel compró un panteón en el cementerio de San José de Elche.

En esta propiedad en el cementerio de San José de Elche (el cementerio viejo) están enterrados los dos esposos y casi todos sus hijos (Consuelo, Marita y su marido Eugenio del Rey Sáez, Paco y Carmen). Falta Manolo, que murió y fue sepultado en Barcelona. Donde pasó gran parte de su vida.
Además allí está enterrado uno de sus nietos, Eugenio Del Rey Martínez y dos maridos de sus nietas; José María Verdú Verdú, esposo que fue de Marianita del Rey Martínez y Pedro Coll Belmonte, esposo que fue de María Asunción del Rey Martínez.


Todos los que aparecen en esta foto (excepto una señora y su hija, que no son de la familia) están enterrados en el mismo panteón familiar.












De la biografía de Manuel Martínez Magro en la página web cátedra de Pedro Ibarra, sobre historia de Elche y sus gentes. http://www.elche.me/
MARTÍNEZ MAGRO, Manuel. Médico. 
El 12 de septiembre de 1909 participó en la reunión que tuvo lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento para la constitución de la Cruz Roja en Elche.
En 1910 aparece como médico responsable de la primera sección de la Cruz Roja ilicitana.
El 29 de diciembre de 1911 firmó, junto a sus ocho colegas que ejercían la Medicina en Elche, un manifiesto contra el intrusismo y el curanderismo.
En agosto de 1917 fue caballero electo en las representaciones de La Festa.
El semanario Nueva Illice (6-IV-1919) informó que uno de los palcos del teatro Kursaal durante diez años figuraba a su nombre.


Descripción de la foto: 
De izquierda a derecha, comenzando por la fila superior: Jerónimo Sánchez Pascual, Julio María López Orozco, José Pomares Perlasia, Antonio  Bru Gomis, José Juan Orts Martínez y José Martínez Peral. Sentados, de izquierda a derecha, Andrés Bru Gomis,
Carmelo Serrano García, Manuel Pascual Urbán, Manuel Martínez Magro y Joaquín Santo García.
Fecha: 
Década de los veinte
Colección/Fuente: 
Antonio Brotons Cascales




Eugenio Coll del Rey


10 de enero de 2015

YO SOY CHARLIE

Todos los que nos interesamos por la genealogía, pensamos que es muy importante conocer nuestros orígenes para saber quienes somos. Pero la información sobre nuestros antepasados no debe usarse para separaciones de razas ni religiones.
Antes al contrario, sirve para unirnos más.
Cuanto más sé de mi historia familiar, más me convenzo de que todos tenemos una historia común. Con mi recién publicado libro El origen del apellido Coll en Beniel, podemos sacar la conclusión de que en una determinada zona geográfica la mayoría de las familias estamos muy relacionados. Todos tenemos orígenes comunes, todos tenemos algún tronco común.
Entonces me pregunto,
¿Qué sentido tiene ejercer la violencia por causa de diferencias culturales, o de raza o de religión?


NO TIENE NINGÚN SENTIDO.
Desde aquí quiero condenar la violencia terrorista ejercida contra Francia en estos días. En especial el atentado contra la revista Charlie Hebdo, Un asesinato múltiple, un atentado contra la libertad de expresión, contra la libertad de prensa, y fundamentalmente contra el derecho a la vida.
Yo soy más musulmán que cualquier miembro de Al Qaeda. Y también soy judío.



Hoy yo también soy Charlie.

20 de octubre de 2014

El Origen del Apellido Coll en Beniel (Presentación del libro)



 Ya ha salido a la venta el libro "El origen del apellido Coll en Beniel" .  

El viernes 17 de Octubre se realizó el acto de Presentación del libro en el Centro Cultural Infanta Cristina del Ayuntamiento de Beniel al que acudieron más de cien personas. Durante el acto se sirvió un vino español  cortesía del Excmo. Ayuntamiento de Beniel y de su concejal de cultura D. Francisco Coll Rosa.  El evento fue organizado por Event's Key y  resultó un éxito en todos los sentidos, a juzgar por los muchos comentarios favorables que se ha recibido del público que asistió esa noche.









Event's Key








 
Seguidamente el sábado día 18 de Octubre,  a las 12,00 horas se presentó el libro en la librería Ali i Truc de Elche, con la colaboración en este acto de Destilerías Sys que ofreció a los asistentes una degustación de licores ilicitanos, como el Cantueso Oro y el licor de dátiles, entre otros. Esta presentación también fue organizada por la empresa de eventos Event's Key.
La difusión también ha sido facilitada por la revista cultural MOPTI, y su editor Adán Agulló, que gravó la entrevista como vemos en el video de esta entrada.

Este magnífico libro se puede adquirir desde el sábado 18 de Octubre  en el Centro Cultural Infanta Cristina del Ayuntamiento de Beniel, en la librería Ali i Truc de Elche y directamente llamando al teléfono 687420423.





2 de septiembre de 2014

El árbol genealógico en abanico



árbol genealógico de Norman Rockwell
Hay muchas formas de representar una genealogía. Tantas como permite la imaginación del interesado. Lo más socorrido siempre ha sido darle forma de árbol
Aunque a mí me gusta más pensar que mis antepasados son mis raíces, y no mis ramas. Como ya expliqué en otra entrada de este blog.

Pero hay gráficos más serios, académicos, y engominados. Son necesarios cuando las genealogías que se quieren exponer son muy complicadas.


 
 

En realidad la forma en que expresemos lo que hemos averiguado de nuestros antepasados hará esta información más atractiva, o por el contrario lo convertirá en un gran rollo, que a nadie le va a interesar.

 
Una de mis favoritas, por su sencillez y porque se entiende rápidamente es la que tiene forma de abanico. Muy útil para describir una genealogía ascendente.
  
 
 
 
 
En cada semicírculo introducimos los nombres de la siguiente generación, empezando por nosotros mismos en el centro.
Genealogía Coll del Rey seis generaciones
 

29 de agosto de 2014

El escudo de Coll

A finales del siglo XVI y principios del XVII en Lleida, un tal Pedro Coll, natural de Oliana, fue nombrado Caballero por orden del rey Felipe IV.
Este señor y su familia se desplazó a Valencia, donde a la sazón no había tantos Coll como hoy en día.
Es posible, aunque no está demostrado, que uno de sus descendientes fuera Melchor Coll, que hacía 1740 se trasladó con su esposa e hijos hasta Beniel en Murcia, y que dio origen a este apellido en el sureste español.
Para demostrar esta hipótesis, habría que encontrar la conexión mediante registros documentales entre este señor Pedro Coll, caballero y noble, en 1639 y Melchor Coll, nacido hacía 1700 en Valencia.
Mientras esto se demuestra o se descarta, ¿Quién nos impide soñar que descendemos de este noble de origen catalán?
En la biblioteca Valenciana Digital BVD,  localizamos un texto basado en un manuscrito de Onofre Esquerdo en su obra Nobiliario Valenciano. Aquí copio una parte del manuscrito así como el escudo sin colores tal y como viene allí dibujado.

“DE LA FAMILIA DE COLL”
La villa de Orellana tiene por señor, en lo temporal, al Cabildo y Canónigos de la Catedral de Urgel. Éstos, en el año 1596, nombraron Baile de la villa a Pedro Coll, fiando en él su gobierno y el de las armas, en tiempo que unos herejes de Francia entraron desmandados a infestar la tierra por los puertos secos de..., haciendo en aquellas montañas daños considerables que atajó Pedro Coll con la gente que recogió su diligencia, y como caudillo y capitán en dos encuentros manifestó su valor, dejando muertos en la campaña más de mil enemigos como atestigua una información de testigos fidedignos, que he tenido en mi poder, en que constatan no solo este servicio hecho a la Corona real , sino también que inquietando aquella comarca dos hermanos bandoleros llamados los Garretas, con robos y latrocinios, asistidos de mucho séquito, en escuadrón formado se resistían contra el poder de toda la Veguería y de los ministros reales.
Pero la industria de Pedro Coll les supo armar tales asechanzas que cayeron en una celada y no queriendo rendirse murieron arcabuceados, pagando su delito, con cuya muerte los demás compañeros viéndose sin caudillo unos se rindieron y otros se ausentaron, dejando limpia la tierra del Obispado de Urgel, cuyos servicios gratificó el Cabildo con hacerle Baile perpetuo de por vida, de la dicha villa; pero hallándose viejo paso el oficio a… y se fue a vivir a Valencia el año 16... donde habiendo tenido noticias del valor y la fidelidad de Pedro Coll, el rey nuestro señor Felipe IV y de que era de limpio y antiguo linaje descendiente de los primeros Conquistadores de Cataluña, mandó, con su real carta despachada a 22 de Junio de 1639, a Don Luis Ferrer de Cardona, Caballero de Santiago y Gobernador de la ciudad de Valencia, armase caballero a Don Pedro Coll, al uso antiguo, concediéndole las gracias que gozan los caballeros del reino. Y después con su real privilegio dado en Madrid, a 13 de julio, le hizo militar, y dentro de dos días, para mejor manifestar los méritos de Pedro Coll, con otro real privilegio, su data en Madrid, a 15 de julio de 1639, le hizo noble, no solo a él sino también a sus hijos, nacidos y por nacer y a sus descendientes por línea masculina, y que él y sus descendientes usasen por armas un escudo sustentado por dos águilas reales de su color con perfiles de oro, pico y garras de lo mismo, y dentro campo azul; dos montes collados, que dejan entre sí un paso estrecho, que en lenguaje catalán se llama “coll”, aludiendo a su apellido, y para más significación puso un repollo que en el mismo idioma se llama “col” y en lo alto tres estrellas de plata en línea y la de en medio con rayo como cometa, como aquí van estampadas.

El manuscrito continúa describiendo más aventuras de Pedro Coll en Valencia así como su matrimonio y descendencia y algo de la historia de sus hijos.
El texto completo se puede consultar en la Biblioteca Valenciana Digital. Nobiliario Valenciano de Onofre Esquerdo. Me he tomado la libertad de colorear el escudo que en el texto de Esquerdo está en blanco y negro.

4 de agosto de 2014

Antepasados en Albudeite


He estado investigando algunos antepasados de la familia de mi bisabuela paterno paterna, esto es, la madre del padre de mi padre, Isabel Abellán López.
En esta rama de la familia he tenido una gran dificultad para investigar a su padre, Diego Abellán Fernández, del que no he conseguido encontrar la partida de bautismo. Esto es debido a la falta de algunos libros sacramentales de la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Santomera, de donde era natural mi tatarabuelo Diego.
Sin embargo sí he conseguido buenos resultados en las demás ramas familiares, tanto de su abuela paterna como de su madre María del Rosario López García.
Como ya he dicho otras veces, mi interés es mi árbol de costados, que significa todos mis antepasados, sean por líneas maternas o paternas, y no discrimino a ninguno de mis apellidos, por muy corrientes que estos sean. A mi modo de ver, tanto me han podido trasmitir genéticamente, si es el caso los Belmonte Monserrate como los López García.
Pues bien, a partir de esta tatarabuela, la 19 de mi árbol genealógico según la numeración de Sosa-Stradonitz, y después de localizar a más de cuatro generaciones atrás, llegué a algunos antepasados que provenían de Albudeite.
Anoche estuve investigando en los libros parroquiales de este pueblo murciano, el cuál, como la mayoría, fue también digitalizado por los mormones en internet, y se puede consultar desde su página web familysearch.org.
Yo no conozco el pueblo, y hasta que no lo vi en una partida de bautismo antigua no sabía ni que existía. Pero lo cierto es que también procedemos de allí, aunque para esto hay que remontarse al siglo XVII.
Ginés Jaén Martínez nació el siete de Septiembre de 1708 en Pliego y fue bautizado el 20 de Septiembre de ese mismo año en la parroquia de Santiago de Pliego. Ginés se casó con Catalina González Sánchez, de Lorca.
Falleció en de Beniel 12 de Noviembre de 1811 la causa fue de epidemia, según su partida de defunción murió en el Lazareto. Los padres de Ginés son Pedro Jaén Pérez de Albudeite, nacido el 16 de Febrero de 1679 y Ginesa Martínez Mellado de Pliego, nacida el 8 de Enero de 1682.
Pedro y Ginesa se casaron en la parroquia de Santiago de Pliego el 5 de Febrero de 1708.
Los padres de Pedro Jaén Pérez son:
Pedro Jaén López nacido en Albudeite el día 26 de Junio de 1656 y se casó con María Pérez Fajardo el día 1 de Diciembre de 1677 en la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios de Albudeite. María nació también en Albudeite el día 7 de Septiembre de 1653. Era hija de Agustín Pérez y de Catalina Fajardo.
Estos resultados se van sumando a la genealogía familiar en mi base de datos y van extendiendo las raíces de mi árbol hasta lugares desconocidos. Espero poder hacer una segunda edición del libro de mis Antepasados lo antes posible.